home Comunidad La vida le enseñó a ser trabajadora, emprendedora y luchadora

La vida le enseñó a ser trabajadora, emprendedora y luchadora

Rosa Sangoluiza cuenta que “Cuando tenía trece años, mi hermano mayor, me dijo tienes que aprender a conducir porque algún rato vas ayudarle a trabajar a mi mamá. Y a los dieciocho años mi madre me dijo, te voy a sacar la licencia me mando al curso de choferes y yo lloré, le dije que me de la universidad y no quiso, con eso les ayude a mis padres hasta cuando cumplí los 24 años, luego me casé. Nunca pensé que la licencia me iba a servir para el sustento de mi familia”.

Su jornada inicia a las 05:45 para mandar a su hija a la escuela, luego de eso realiza las actividades diarias en su hogar, y se prepara para enviarle a su hijo que estudia en la tarde, hace el almuerzo; a las 13:30 ingresa a su trabajo que lo desarrolla hasta media noche. Los fines de semana se dedica a sus hijos y a cortar el cabello a las personas que le solicitan.

Rosa, como muchas otras mujeres, es un ejemplo de mujer emprendedora, trabajadora y luchadora, enviudó hace nueve años con dos niños. Era una profesional de la belleza; la peluquería fue su actividad principal durante mucho tiempo. Al quedarse sola, seis años atrás, ingresó al pul de conductores y conductoras del Trolebús; luego de un proceso largo de selección, salió favorecida. Con la llegada de los buses Biarticulados, asumió el reto de conducirlos. “Se necesita mucha concentración y hacer bien los cálculos de giro para no bloquear a la unidad. Algunas personas cuando me ven sentada junto al volante no se suben; pero hay otras que si lo hace y me dan palabras de agradecimiento y aliento, esas expresiones me dan las fuerzas para seguir adelante”.

Esta mujer luchadora recuerda que  “En una ocasión un chileno me regalo una carta con una caja de chocolates, dándome el agradecimiento por conducir a los pasajeros seguros y otras personas que se santiguan y se bajan; son cosas que una como mujer le pasan día a día. Nosotras somos mujeres que podemos hacer muchas cosas y a veces mejor que lo que hacen los hombres. Las mujeres somos como una flor, delicadas y así mismo fuertes como un roble y que Dios nos creó y nos da muchas bendiciones pasa salir adelante”, enfatizó Rosa al enviar un saludo fraterno a la Mujer en su Día Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *