home Actualidad, Grandes Temas Quito alcanzó el 99% de cobertura en agua potable

Quito alcanzó el 99% de cobertura en agua potable

Parroquias urbanas y rurales con servicio de agua potable. El pasado fin de semana, Pintag y San Francisco de Alpahuma recibieron redes de agua después de dos décadas.

Bajo una pertinaz lluvia invernal y el intenso frío de Pintag, la mano de María Vicenta Cóndor se marca fuerte, con el hierro de la agarradera de un balde. Ella, como miles de habitantes más en esa zona, tenían que caminar trechos largos para conseguir agua. Lo extraño es que tuvieron que pasar 20 años, hasta que una Administración Municipal responda a una necesidad más que urgente de la parroquia rural de Pintag.

El pasado sábado 28 de enero, el Alcalde Mauricio Rodas entregó una gran red de agua potable para los barrios altos de Pintag y San Francisco de Alpahuma. El principal del Distrito se mostró complacido por dar una solución a la justa demanda: “Todos los ciudadanos de Quito, tanto de la zona urbana como rural, merecemos los mismos servicios de calidad”, dijo Rodas, al tiempo que describió la nueva red de agua potable construida con tubería de PVC, en una extensión de 10.4 kilómetros.

La obra beneficia a ocho mil ciudadanos del sector, tiene 120 conexiones para el servicio de lotes, conjuntos o domicilios; además de dos tanques de reserva de 250 metros cúbicos de capacidad, cada uno. La inversión superó los USD 430 mil. Mientras tanto, continúan las obras de alcantarillado para esta misma zona, con un aporte adicional de USD 500 mil.

La intervención de la corporación municipal contempló también la restauración de la iglesia parroquial de Pintag y la regeneración completa de su parque central. Obras que se han replicado en las 33 parroquias rurales del Distrito Metropolitano. La atención a Pintag fue más que oportuna, rápida según las autoridades parroquiales. Con la extensa red entregada para servicio de esta población, se da otro hecho afortunado para todos los quiteños: Quito alcanza al 99% de cobertura en el servicio de agua potable, lo que le ubica en los primeros puestos en la entrega del líquido vital potabilizado, en América Latina, según reveló el Burgomaestre.

Rodas recordó también que el 2017 será un año en el que el foco de la acción municipal girará al servicio de los barrios y las obras que hagan falta en los mismos, una vez que las mega obras están en marcha.

Ligia Terán, moradora de Pintag: “Agradezco al Municipio de Quito por las obras que se están realizando en el barrio. Muy bueno, por cuanto nosotros no teníamos agua potable y nos tocaba recoger de un ojo de agua cercano”.
Mario Mariscal, vecino de Pintag: “Los seres humanos merecemos esas obras. Antes, otras alcaldías nos pusieron muchísimas trabas. Ahora, en el período del señor Alcalde Rodas estamos perfectos, al fin estamos servidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *