home Comunidad, Grandes Temas Intercambiador apagó el “infernal” tráfico en Carapungo

Intercambiador apagó el “infernal” tráfico en Carapungo

Los 90 000 autos que ya circulan diariamente por el sector de Carapungo, lo hacen de forma segura y cómoda. Esto se da gracias al intercambiador que se inauguró el pasado 5 de septiembre.

El alcalde de la ciudad, Mauricio Rodas, señaló que “este eje vial constituye una solución para el mayor punto de congestión que tenía nuestra ciudad”.

El intercambiador, que tiene una inversión de USD 20 millones, está construido en tres niveles. Son 19 rampas, entre principales y alternas, que agilizan el tránsito vehicular. También hay un paso elevado que alcanza el kilómetro de construcción y en cada dirección tiene tres carriles.

Está compuesto por dos pasos deprimidos y un redondel, además de un carril exclusivo para el transporte público.Esta obra, que beneficia a alrededor de 300 000 personas.

Desde el intercambiador es parte la prolongación de la av. Simón Bolívar que ejecuta la Alcaldía y que se prevé esté lista el próximo año. Más de 15 kilómetros de una vía de calidad, que se constituye como un proyecto integral. Esta ampliación conectará los puntos principales de la ciudad, desde el sur hacia la Mitad del Mundo, Pusuquí y otros sectores.

Este proyecto integral no solamente privilegia la movilidad con sistemas de transporte público y de transporte alternativo de losbrinda servicios de alcantarillado e iluminación en diferentes zonas. Conectará en la mitad del tiempo a los visitantes de la Costa con zonas del sur de la urbe.

La megaobra presenta un avance que supera el 54% y está dividida en cuatro tramos constructivos. Serán 12,9 kilómetros los que unirán desde Carapungo hasta el sector de Maresa y, más 3 kilómetros de una conexión entre Tajamar y Pusuquí, que corresponde al cuarto tramo. Esa extensión alcanza una longitud similar a la de la av. Interoceánica, que une a los valles aledaños. Permitirá el ahorro de precioso tiempo en los traslados, mejorando la calidad de vida de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *