home Grandes Temas 2800 niños y niñas juegan y aprenden en los Guagua Centros

2800 niños y niñas juegan y aprenden en los Guagua Centros

70 centros de cuidados a infantes se extienden por todo el Distrito. Al ser gratuitos ayudan a los padres y madres de Quito.

¿Qué tan importante puede llegar a ser un espacio gratuito que brinde buenos cuidados a las niñas y niños en sus años iniciales? Demasiado. Sobre todo, para aquellas madres cuya vida depende de su capacidad de trabajar.

Su hijo, Carlos Nicolás de casi dos años, la levanta todos los días a las 06:00. El pequeño va rápidamente al cuarto de sus abuelos. Isabel, mientras tanto, toma una ducha y se viste con su uniforme de colegio. Isabel tiene 16 años y está en segundo de bachillerato.

Es delgada, de estatura mediana, de rostro amable y sonrisa fácil. Desenvuelta y sin vacilaciones cuenta la historia de su embarazo, a los 14. Su ex novio, cuatro años mayor, ahora es un padre de una vez al mes. Afortunadamente, Carlitos cuenta con el amor de su madre, sus abuelos, la compañía inseparable de su tío de nueve años y los cuidados diarios del Guagua Centro, de su sector.

Isabel es uno de los 4 casos de madres adolescentes cuyos hijos están en el centro infantil de La Tola, un barrio en el centro de la ciudad. Aquí se atiende y cuida a 40 niñas y niños de entre 1 a 3 años, de 08:00 a 16:00. Para su directora, Jessy Beltrán, parvularia con 20 años de experiencia, este espacio es el sueño de toda su vida. Un lugar de calidad y gratuito al servicio de familias en situación de vulnerabilidad.

A Karla, de 32 años, “madre soltera”, como ella se define, este Guagua Centro “fue una excelente opción (…) porque a mí me ha ayudado para poder buscar el alimento para mis hijos a diario”. Ahora Karla puede trabajar.

A Ingrid, el centro le dio la oportunidad de reunirse con su hijo, antes de conocer este espacio, su hijo estaba al cuidado de una familiar en Salcedo, en Cotopaxi.

Todas las madres que compartieron su testimonio coincidían en que dentro del Guagua Centro sus hijos reciben mucho amor, estimulación, buenos cuidados, educación y alimentación. Comentaban, como quien festeja un gran logro, que inclusive sus hijos aprendieron a dejar el pañal; y que de no ser gratuito, no tendrían forma de costear.

Paulina, una de las cuatro educadoras, cuenta con bastante ecuanimidad su día a día: ejercicios de motricidad gruesa y fina, de lenguaje, de creatividad, momentos de alimentación y descanso. Pero ante la pregunta de ¿Qué significa para ella ser parvularia?, perdió toda modosidad para romperse en alegre y sentida espontaneidad: “para mí es una vocación. Amo mi carrera, me gusta jugar, me gusta reír, arrastrarme con ellos”, dice la educadora.

El problema: FALTA DE RECURSOS ECONÓMICOS.

Jessy Beltrán, directora del Guagua Centro, y Ana Cola, abuelita de un niño, coinciden que en La Tola habían casos en donde la falta de dinero motivaba a mujeres a dejar encerrados a sus hijos pequeños en las casas hasta regresar del trabajo.

La solución: 70 GUAGUA CENTROS EN QUITO

El Patronato San José cuenta con 70 Guagua Centros que dan atención a 2800 niños y niñas de entre 1 a 3 años. Están ubicados al norte, centro y sur de la ciudad y en las parroquias rurales. El objetivo es brindarles atención integral y gratuita.

.

JOHANACHASING

Ingrid chasig, 27 años

“Yo trabajo en la ropa y ahí se utilizan bastante los químicos. Ahí me permiten tener a mi hijo pero esas sustancias enferman a todas las personas. Antes me tocaba dejar a mi hijo en Salcedo con una familia, lo veía cada mes. Ahora ya lo puedo tener aquí conmigo”.

One thought on “2800 niños y niñas juegan y aprenden en los Guagua Centros

  1. Buenas noches quisiera saber si de alguna manera me pueden ayudar soy madre de 4 niños uno de 8 años Otra de 5 años y mis mellizos de 7 meses quiero buscar trabajo ya que los gastos de pañales leche y mas me estan asficiando y el sueldo de mi marido no alcanza el problena es que en las guarderias particulares cobran mucho quisiera saber si en lis guagus centros pueden aceptarle a mis mellizos gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *